Rubén Darío (1867-1916)
Su verdadero nombre fue Félix Rubén García Sarmiento. Fue poeta y prosista. De humilde origen provincial, llegó a ser el máximo exponente del cosmopolitismo latinoamericano y el líder indiscutible del movimiento modernista que tanto influyó sobre toda la literatura de habla española.
Viajó extensamente por América y Europa en calidad de diplomático y periodista.
Sus obras reflejan su vida turbulenta y peripatética en la que se entregó con igual abandono al placer sensual, a las amistades intelectuales, a la lectura de los principales románticos, parnasianos y simbolistas de la época -particularmente los franceses y españoles- y, finalmente, a la meditación.
Sus libros más decisivos --Azul (1888), Prosas profanas (1896), Cantos de vida y esperanza (1905) y Canto errante (1907)-- reúnen en sí todos los valores caros a los varios representantes del modernismo en sus distintas etapas. Por lo tanto, en éstos se hace evidente la búsqueda de una nueva estética que, valiéndose de lo mejor de las corrientes literarias extranjeras y de la propia tradición española, y que convirtiendo el arte en el único fin del escritor, habrá de devolver al poeta la dignidad perdida a causa del materialismo del fin del siglo XIX. En esas mismas obras está presente también la desilusión del modernista que insatisfecho con la persecución de un ideal artístico inalcanzable --la meta del esteticismo o "el arte por el arte"-- se interioriza y busca la dimensión espiritual que le falta para finalizar su noble tarea.

El cisne

Fue en una hora divina para el género humano.
El cisne antes sólo cantaba para morir.
Cuando se oyó el acento del cisne Wagneriano
fue en medio de una aurora, y fue para revivir.

Sobre las tempestades del humano oceano
se oye el canto del Cisne; no se cesa de oír,
dominando el martillo del viejo Thor germano
o las trompas que cantan la espada de Argantir.

¡Oh Cisne! ¡Oh sacro pájaro! Si antes la blanca Helena
del huevo azuel de Leda brotó de gracia llena,
siendo de la Hermosura la princesa inmortal,

bajo tus blancas alas la nueva Poesía
concibe en una gloria de luz y de armonía
la Helena eterna y pura que encarna el ideal.
 

Preguntas de tarea

1. ¿Cómo ha cambiado la situación del cisne, según el primer cuarteto (versos 1-4)?
2. ¿Qué representan Thor y Argantir? ¿Qué representa Helena? ¿Por qué alude el poeta a estos seres mitológicos legendarios?
3. ¿Cómo será la nueva poesía?